limpieza cocina

Consejos para la limpieza a fondo del hogar.

Llega el cambio de estación y con ello la limpieza a fondo del hogar. No desesperes, en este post te ofrecemos consejos para que sea más llevadera y todo un éxito.

limpieza-del-hogar

Puedes seguir estas pautas generales:

  • Conviene hacer un plan de trabajo. Recomendamos dividir la casa en dos, las habitaciones que se pueden terminar en un día, como son dormitorios , oficina o salón (también denominadas zonas secas) y las habitaciones que requerirán un día entero como puede ser la cocina o baño (denominadas zonas mojadas).
  • Hacer provisión de productos. Es importante revisar los utensilios y productos que se van a necesitar para así ahorrar en tiempo y no tener que estar comprando cada cierto tiempo.
  • Tirar todo aquello que no se ha utilizado aproximadamente en los últimos 6 meses. Una buena limpieza también depende de un buen aprovechamiento del espacio. ¡Tira todo aquello que no necesites!

productos-de-limpieza

Una vez se tenga esto claro, pasamos a dar unos consejos más específicos.

  • Para aquellas zonas que hemos denominado secas, se recomienda los siguientes pasos:
  1. Es recomendable, al empezar la habitación, llevar a lavar los textiles (colchas, alfombras, cortinas u otros).
  2. Limpiar el techo, paredes, ventanas y espejos. Intenta realizar las tareas de pintura antes de ponerte con la limpieza a fondo.
  3. Una vez se haya terminado con lo anterior, limpiar luminaria y apliques.
  4. Vaciar los armarios y limpiarlos a fondo, una vez esto volver a llenar.
  5. Realizar el mismo proceso para las librerías y el resto de muebles. No se olvide de limpiar las puertas, marcos e interruptores de luz.
  6. Se aconseja que al menos una vez al año se voltee el colchón y si es necesario se pase la aspiradora por el mismo.
  7. Terminar con una limpieza a fondo del suelo.

 

  • Para aquellas zonas que hemos denominado mojadas, se recomienda los siguientes pasos:
  1. En este caso, si las zonas contienen textiles para lavar, siempre se debe comenzar por ahí, ya sean cortinas, manteles, toallas, paños, etc.
  2. Limpiar el techo, paredes que no contengan muebles, ventanas y espejos. En zonas como puede ser el cuarto de baño, la tarea de limpiar las paredes no resulta fácil debido a las juntas, utiliza desincrustante si es necesario.
  3. Tras esto, se pasa a la limpieza de iluminación.
  4. Procede a la limpieza de armarios y cajones (muebles en general) y de aquellas paredes que anteriormente no se han limpiado. Ten especial hincapié en puertas y tiradores, ya que son las zonas que más suelen ensuciarse.
  5. Por último realizar una limpieza a fondo del suelo, juntas si es necesario.

Una vez terminado podrás disfrutar del placer de contemplar desde tu sofá  la limpieza absoluta de tu hogar.

Un saludo.

Cintia :)